El arte del handmade

Handmade, handcrafted, knitting, crocheting… palabras que provienen del inglés y que cada vez están más aceptadas en nuestro vocabulario, bueno, en el de las personas a las que nos gustan las manualidades. Vuelve todo lo hecho a mano, el buen gusto, el buen hacer. Vuelven las marcas y personas que recuperan técnicas manuales de antaño, como el ganchillo, para crear productos absolutamente maravillosos. Una de estas marcas es Monita Salero que, tras este característico nombre, esconde un catálogo de ropa artesanal para bebés hecha a mano que quita el hipo. Ofrecen un producto de altísima calidad, exclusivo (¡no repiten modelos!) y personalizado, ya que les puedes pedir lo que tu imaginación cree. A nosotros nos encanta como regalo para la llegada de un nuevo bebé, sobre todo las canastillas que tienen (de varios precios y conjuntos) que permiten personalizar el pack a gusto del comprador. Desde luego nos declaramos fans incondicionales de esta marca, no dejéis de visitar su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *